Low Cost Hosting | Free Web Space | Dedicated Hosting | Windows Hosting | FrontPage Web Hosting | Business Hosting
cheap web hosting
Search the Web

65 chistes de médicos
*Mamá, tienes que llevarme a un doctor que sea ginecólogo y psiquiatra.
- ¿Por qué hija?
- Porqué ni bien me tocan la argolla me vuelvo loca.
 
*¿En que se parece un sordomudo a un ginecólogo?... en que los dos leen los labios.
 
*Entra el tipo al consultorio del psiquiatra:
- Doctor, tengo un complejo de superioridad!
- No se preocupe amigo, yo lo voy a curar...
- Pero que vas a curar vos, salame!
 
*Un enfermo de sida llega al medico y le dice:
- Doctor, tengo sida, ¿que me puede recetar?
- Pues mire, por la mañana se come un kilo de naranjas, al mediodía se come otro kilo de naranjas y por la noche cómase otro kilo de naranjas.
- Pero doctor, comiendo tantas naranjas me voy a pasar el día cagando.
- Así vas a aprender para que sirve el trasero! maricón!
 
* Un tipo va al urólogo para realizarse un examen de próstata. Ya dentro del consultorio, el urólogo le dice:
- Vea Sr. López, las actuales normas internacionales que rigen los exámenes de próstata, recomiendan que los mismos deben realizarse con el pene del médico, debido a que el anterior sistema, por la introducción del dedo, provocaba en el paciente, pequeñas lesiones internas por el roce de la uña.
- ¿Pero que me está diciendo Doctor!?, ¿por quien me ha tomado?!
- Mire señor -contesta el galeno- así nos indican las normas de la asociación internacional de urólogos, y yo no estoy dispuesto a contravenir dichas normas, así que tómelo o déjelo.
Como el señor López ya se encontraba dentro del consultorio, accedió a hacerse el examen tal como el médico lo recomendó, por lo que procedió a bajarse los pantalones. El médico, raudamente, introdujo su pene dentro del paciente. En la mitad de la situación el Sr. López, que se encontraba en cuatro patas, gira la cabeza y le dice al médico:
- Doctor, hágame un favor.
- Sí, como no. ¿Qué desea?
- Por favor cierre la puerta del consultorio, sino la gente que está afuera va a pensar que me está culeando.
 
*Un hombre va al médico y le dice:
- Doctor, tengo un problema, estoy cagando finito.
Entonces, el facultativo lo revisa y no le encuentra nada, pero nota que el paciente carga con un gran "peso" entre sus piernas. Luego de un momento de meditación le pregunta:
- Dígame, amigo, ¿cuando Ud. defeca, lo hace con el pene fuera o dentro del inodoro?
- Ahora que Ud. lo menciona lo hago con el miembro dentro del  sanitario.
A lo que el médico asombrado le responde:
- Pero claro, ahí está la causa, ese trasero caga asustado!
 
*Un matrimonio en la mesa:
- Querido, ¿que tal la cena en lo de Juan, el proctólogo?
- Para chuparse los dedos, querida! Para chuparse los dedos!!
 
*¿En que se diferencia un proctólogo de un ginecólogo?... en el olor del dedo.
 
*El urólogo... ¿que pitos toca?
 
*Doctor, sufro de doble personalidad.
- Pase y siéntese, que entre los 4 lo vamos a resolver.
 
*Te encuentro desorientado, ¿qué te recetó el doctor?
- Una brújula.
 
*Doctor, tengo tendencias suicidas, ¿qué hago?
- Págueme ya mismo.
 
*Doctor, el pelo se me esta cayendo, ¿me puede dar algo para conservarlo?
- Si, claro, aquí tiene una caja de zapatos.
 
*Doctor, me he fracturado el brazo en varios lugares.
- Yo que usted no regresaría a esos lugares.
 
*En el consultorio de un ginecólogo:
- Señora, le tengo buenas noticias.
- Señorita, por favor.
- Entonces son malas noticias.
 
*Doctor, ¿que tal ha ido la operación?
- ¿Operación?... ¿no era una autopsia?!
 
*Un señor de 80 años llega al medico para un chequeo de rutina y el doctor le pregunta como se siente.
- Nunca estuve mejor! -le responde- Tengo una novia de 18 años embarazada que tendrá un hijo mío.
El doctor piensa por un momento y dice:
- Permítame contarle una historia. Yo conocí a un hombre que era un ávido cazador, nunca se perdió una temporada de caza, pero un día salió rápido y se confundió, tomando su paraguas en vez de su rifle.
El Dr. continúa:
- Así que el estaba en el bosque y apareció un gran oso frente a el. El levantó su paraguas, le apunto al oso y disparó.
- ¿Y qué paso?! -preguntó el anciano.
- El oso cayo muerto frente a el.
- Es imposible -exclamo el señor- algún otro hombre debe haberlo hecho!
- A este punto quería llegar... -dijo el doctor.
 
*El Inspector General de Salud está haciendo un recorrido por el manicomio en compañía del encargado del plantel. De pronto el Inspector ve algo que le llama la atención, un loco acostado en el piso y un grupo alrededor de el.
Por curiosidad le pregunta al encargado que está pasando allí:
- Lo que pasa es que el loco que está acostado dice que es el periódico y los demás lo están leyendo.
- Muy interesante, ahora me tengo que ir, seguiremos mañana la inspección.
Al otro día cuando siguen haciendo la supervisión, el Inspector ve que el
loco-periódico del día anterior es perseguido por todos los antiguos lectores.
- ¿Y ahora qué está pasando? -le preguntó intrigado al encargado.
- Que como es el periódico de ayer, ahora lo quieren para limpiarse el trasero.
 
*Hablan un mecánico y un médico, el mecánico le dice al médico:
- Doctor, la verdad que Usted y yo tenemos trabajos parecidos, fíjese, yo arreglo automóviles, usted arregla personas... yo arreglo motores, usted opera corazones.
- Si huevón... ¿pero vos arreglas los motores encendidos?
 
*Llaman al médico de urgencias:
Cliente: Doctor!, mi hijo se ha tragado un preservativo!, venga corriendo!!
Médico: Si, si!, voy ahora mismo!
El doctor estaba recogiendo el maletín, cuando, de repente, vuelve a sonar el teléfono:
Cliente: ¿Doctor?
Médico: ¿Si?
Cliente: Soy la que le llamó antes. Que ya no hace falta que venga, ya encontramos otro preservativo.
 
*Doctor, doctor... ¿cómo se si estoy perdiendo la memoria?
- Eso ya se lo dije ayer.
 
*Un tartamudo va a ver a un medico para librarse de su enfermedad:
- Ho-o-ol-a do-c-torr.
- Si, señor, tome asiento, cuénteme, ¿en que puedo ayudarlo?
- Qui-e-e-rro dd-ee-j-j-ar de s-er ta-ta-ta...
- Si señor, ya lo entiendo. Por favor, cuénteme como es un día rutinario de su vida.
- Bu-eno, la ver-da-d que me le-van-to a la ma-ñana y ha-go el a-mor  c-on mi
mu-jer, al me-diod-ia con mi sec-ret-aria, a la tar-de c-con mi
am-ante, y a   la no-ch-e de nue-vo con mmi mmujjjer.
- Bueno señor, desvístase que lo voy a revisar...
Al rato:
- Pero, señor! Usted tiene tres huevos! Aquí esta su problema! Le voy a  tener que operar y extraer el que esta de más, con lo que su problema quedara solucionado definitivamente.
Varios días después el tipo vuelve al consultorio:
- Hola doctor! Mire: estoy curado! Mire que bien que hablo, que fluido!
Pero no sabe como disminuyo mi vida sexual... Así que quisiera que me devuelva mi huevo!
- E-e-eso nno sser-a po-po-sibb-le.
 
*He ido al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.
- Pero, ¿venís del médico o de la aduana?
 
*Estaba una señora con su hijo de 5 años con el ginecólogo y este le dice:
- Debe dejar a su hijo afuera, el no se puede quedar adentro.
- No hay problema -dijo la señora- el sabe todo, ya se lo hemos aclarado todo.
El ginecólogo sonríe y trata de hacer una pequeña prueba con el niño.
Toma a la señora del busto y le pregunta al niño que es lo que acababa de hacer.
- Acabas de tomar a mi mama del busto -contesta el pequeño.
El ginecólogo, quiere saber que tanto conoce el niño y besa a la señora entre las piernas. El niño dice:
- Acabas de cometer cunilingus con mi madre.
El ginecólogo está impresionado y toma a la madre, la acuesta y le hace el amor. Cuando termina le pregunta al pequeñín:
- ¿Y ahora que diablos acabo de hacer?
El niño contesta:
- Ahora acabas de contraer sífilis pelotudo, esa es la razón por la que vinimos a verte.
 
*Va una señora al médico y le dice:
- Doctor, tengo algo en el pecho que me sube y me baja, sube y me baja.
El medico la revisa y después de un rato la señora pregunta:
- ¿Y?... ¿es grave doctor?
- No -dice el médico- es solo un pedo, como usted tiene cara de trasero, no sabe por donde salir.
 
*Un hombre va al dentista y le dice:
- Dr. tengo los dientes muy amarillos, ¿que me recomienda?
- Corbata marrón!
 
*Por teléfono:
- Doctor, doctor! Mi hijo se acaba de tragar un preservativo!
- No se preocupe, voy en seguida -lo tranquiliza el médico.
Mientras el médico preparaba su maletín, vuelve a sonar el teléfono:
- Deje doctor, ya he encontrado otro!
 
*Un tipo va al doctor y le dice:
- Doctor me duele el huevo izquierdo.
Después de revisarlo, el doctor le dice:
- Que dolor raro, mejor vaya a la facultad, tal vez algún estudioso sepa de estos casos.
El tipo va y le dice a un doctor de la facultad:
- Doctor, me duele el huevo izquierdo.
- Pero señor, esta es la faculta de derecho.
- Epa! no sabia que había una faculta para cada lado.
 
*Un hombre va al medico y le dice:
- Doctor, vengo a verlo porque tengo un problema de tos terrible.
El medico busca un frasquito en un cajón y se lo entrega diciéndole:
- Tómese tres dosis diarias de este laxante para caballos.
El paciente asustado le dice:
- Pero doctor, ¿usted cree que este laxante me vaya a curar la tos?
Y el medico contesta:
- Bueno, currársela no creo, pero le aseguro que no se va a atrever a toser.
 
*Una mujer va al psicólogo:
- Doctor, tengo complejo de fea.
- ¿Complejo solamente?
 
*Una pareja de ancianos va al medico, primero entra la señora de 75 años al
Ginecólogo y este le dice que se acueste en la camilla y que abra las piernas. Luego el galeno al observar le pregunta a la Sra.:
- Dígame ¿ud. tiene "orgamos"?
La Sra. duda, y le dice espere un momento, se levanta de la camilla, se dirige a la puerta la abre y le grita a su esposo:
- Viejo, ¿nosotros tenemos "orgasmos"?
Y el viejito le contesta:
- Nooo, "OSDE".
 
*Un hombre se hace practicar una vasectomía agobiado por la cantidad de hijos que tiene. Cuando se despierta de la anestesia, después de la operación, el médico le dice:
- Tengo dos noticias que darle, una buena y una mala... ¿Cuál quiere primero?
- Pues... la buena, Dr.
- La buena es que ya no podrá tener más hijos.
- Sí, claro... ¿y la mala?
- La mala es que nos hemos confundido de paciente, y también le hemos practicado una operación de cambio de sexo...
- Santo Cielo! ¿Eso significa que nunca más podré tener un pene erecto entre mis manos, Dr.?
- Claro que podrá!, si usted así lo desea... sólo que no será el suyo.!
 
*Una señora llega al hospital y le dice al doctor:
- Yo soy la esposa del Sr. Martínez, que tuvo un accidente de tránsito  y me dijeron que lo trajeron aquí. Yo quisiera saber como se encuentra?
- De la cintura para abajo su esposo no tiene ni un rasguño -le  contesta el doctor.
- Oh! Que alegría -dice la señora- ¿y de la cintura para arriba, doctor?
- No podemos decirle, señora, pues esa parte no la han traído.
 
*Esto es una señora que va al ginecólogo para una revisión completa, y el doctor la tumba en la camilla abierta de patas en esto el doctor mete sus dedos índice y pulgar hasta el fondo de... (bueno ya sabes, ¿no?) y comienza a investigar diciendo:
- Bueno está algo inflamado y...
Pero suena el teléfono, y el doctor con los dedos aún dentro contesta:
- Sí, hola, !ah!, que tal Pedro, ¿todavía no sabes llegar a la  consulta?- mira sigues todo recto la calle Serranos y luego giras a la derecha y recorres toda la rotonda, sí la rotonda, y subiendo está la consulta,  vale nos vemos.
Entonces cuelga el ginecólogo el teléfono y dice:
- Ay!!! estos teléfonos móviles, ¿por dónde iba?
Y contesta la mujer desvaneciéndose de gusto:
- Por la rotonda, ahhhh, por la rotonda, uhhh.
 
*Una señora fue con sus dos niños a visitar una amiga al hospital. Mientras ella hablaba con su amiga, los niños salieron a caminar por los pasillos, cuando vieron una puerta que no estaba cerrada y ambos metieron sus  cabezas para ver que había dentro. Era la sala de partos y en ese momento ocurría uno.
Los niños vieron cuando el doctor sacaba al recién nacido y le daba una nalgada que lo hacía llorar.
- ¿Viste como le dio ese doctor a ese niñito? -le dijo uno de los niños al otro.
- Se merecía esa nalgada, tú viste donde estaba escondido.
 
*Un hombre va a la consulta del medico y le dice:
- Doctor, me he caído y me duelen mucho las piernas!
El Doctor después de examinarlo le dice:
- No se preocupe, no es nada. Dentro de unos días ya estará Ud. trabajando.
- Caramba Doctor, que maravilla, además de curarme ¿me dará trabajo?
 
*Una paciente le dice a su médico:
- Doctor, la pierna que me operó me quedó más corta!
Y el médico le responde:
- No se preocupe, le puedo hacer la misma operación en la otra pierna.
 
*Un hombre va al médico con un hacha clavada en la cabeza:
- Doctor, vengo para que me examine de los huevos.
- Pero, ¿y el hacha?!
- Si, verá, es que cada vez que estornudo me doy con el mango.
*¿Qué es un proctólogo?... un médico que mandaron a atender a la loma del trasero.
 
*Un día un tipo se despertó y notó que le había crecido un pene justo en el medio de la frente. Preocupado, va al médico. El médico lo revisa y le dice:
- ¿Tiene una Biblia?
- Sí -contesta el paciente.
- Léala y vuelva la semana que viene.
A la semana siguiente el hombre vuelve con el pene en la frente.
- Me leí toda la Biblia doctor, ¿quiere preguntarme algo?
- No, no, está bien. Buena ahora busque un libro de historia argentina,
Léalo y vuelva la semana que viene.
A la semana siguiente el tipo vuelve.
- Me leí toda la historia argentina doctor, ¿quiere preguntar algo?
- No, no, está bien. Ahora, léase un libro de la segunda guerra mundial.
Y el paciente se hartó:
- Doctor me tiene podrido. ¿Qué clase de terapia es esta? ¿Para qué
Carajo me hace leer tanto?
-Y, porque cuando te crezcan los huevos no vas a poder leer más!
 
*Se levanta un tipo después de la operación y dice:
- Doctor, doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por que hay tanta luz?
- No soy doctor hijo mío, soy San Pedro.
 
*Doctor, ayúdeme... tengo delirios, me creo perro!.
- Aja... ¿y desde cuando es eso?
- Creo que desde cachorro.
 
*Doctor ayúdeme!... yo me hago pis en la cama todas las mañanas, cuando me levanto hay un enano junto a mi cama que me ordena: 'mea... mea...  mea...' y yo meo toda la casa.
- Lo suyo tiene solución. Usted va y le dice al enano: 'no quiero mear... no quiero mear... no quiero mear' y santo remedio.
A la semana vuelve el paciente:
- Lo suyo no sirvió para nada doctor... me desperté y estaba el enano
Allá... lo encare y le dije: 'no quiero mear... no quiero mear' y el enano me dijo: '¿quien habla de mear?... ahora vamos a cagar'.
 
*El doctor llama por teléfono a su paciente:
- Le tengo una noticia buena y otra mala.
- Bueno... dígame primero la buena.
- Los resultados del análisis indican que le quedan 24 horas de vida.
- Pero bueno, ¿esa es la buena noticia? ¿Entonces cuál es la mala?
- Que estuve intentando localizarlo desde ayer.
 
*Doctor, doctor... cuando era soltera tuve que abortar seis veces, pero ahora que estoy casada no consigo quedarme embarazada.
- Evidentemente, usted no se reproduce en cautiverio.
 
*Doctor, doctor... ¿la esterilidad es hereditaria?
 
*Después de examinar a un paciente que es un alcohólico crónico, el médico le dice:
- No encuentro la razón de sus dolores de estomago, pero francamente, creo que esto se debe a la bebida.
- Bueno, entonces volveré cuando usted este sobrio.
 
*Un viejo de 80 años va al médico a preguntarle si puede tener hijos con su esposa de 70, y el médico le da un tarrito y le dice que le traiga al día siguiente una muestra de semen. Cuando vuelve:
- Doctor, no he podido traerle la muestra de semen.
- Bueno era de esperar... ¿cómo lo intentó?
- Primero con la mano derecha, después con la izquierda; luego lo intentó mi esposa, primero con las dos manos y luego con los dientes, pero no hubo forma, no hemos conseguido abrir el tarrito...
 
*¿En que se parecen un perro y un ginecólogo miope?... los dos tienen las narices húmedas.
 
*Doctor, doctor... Todo el mundo me ignora!
- Que pase el siguiente...
 
*Doctor, doctor, mi esposa cree que es un refrigerador.
- No se preocupe. Ya se le pasará.
- Sí, pero mientras tanto yo no puedo pegar un ojo en toda la noche, porque ella duerme con la boca abierta y la luz me da en la cara.
 
*Doctor, doctor, tengo diarrea mental.
- ¿Y usted cómo lo sabe?
- Porque últimamente, todo lo que se me ocurre resulta ser una mierda.
 
*Va una señora al ginecólogo y cuando el comienza a revisarla escucha que el doctor grita:
- Pero que vagina tan grande tiene!...
pero que vagina tan grande tiene!...
pero que vagina tan grande tiene!...
pero que vagina tan grande tiene!...
Y la señora, al oír insistentemente al ginecólogo, le dice:
- Bueno, doctor, ya se que la tengo enorme, no hace falta que lo repita tanto.
- Pero si no soy yo, es el eco.
 
*Doctor, tengo un problema, soy eyaculador precoz y no disfruto nada cuando hago el amor con mi mujer, por supuesto, ella disfruta menos, claro...¿qué hago?
- Bueno, yo tengo una terapia que es infalible. ¿Tiene ud. algún arma?
- Si, tengo un revólver.
- Bueno, agarre y empiece a hacer el amor con tu esposa, cuando sienta que esta por acabar, dispare dos veces al aire. Así se despejará la mente, y seguirá haciendo el amor con tu esposa, más tranquilo y durará más con ella.
- Gracias, Doctor gracias.
Al mes, el doctor se encuentra al eyaculador precoz en un centro comercial y le pregunta:
- Epa, ¿cómo estás?, ¿cómo te va?, ¿te funcionó la terapia?
- Dr., me fue terrible, fatal.!!!
- Pero... ¿cómo?
- Bueno, doctor le voy a explicar que pasó: Esa misma noche llegué a casa y mi mujer estaba dispuesta. Empezamos haciendo el 69, cuando sentí que me estaba viniendo, eché los 2 tiros al aire. Mi mujer de la impresión me mordió un huevo, del susto me cagó la cara y para terminar salió un tipo del armario gritando: NO ME MATE, NO ME MATE!!!.
 
*Doctor, doctor, veníamos porque mi mujer tiene tres pechos.
- Ah! Y quiere que le extirpe uno de ellos, ¿verdad?
- No, que me implante a mí otra mano.
 
*Michael Jackson y su mujer se encuentran en la sala de recuperación con su nuevo bebé. Entra el doctor y Michael le pregunta:
- Doctor, ¿cuánto tiempo nos recomienda que esperemos para tener sexo?
- Y le recomiendo que espere hasta que cumpla 14, por lo menos.
 
*Después de la operación, el médico va a ver al paciente:
- Bueno, le tengo una mala noticia y una buena.
- Bue... la mala primero.
- Le amputamos la pierna equivocada.
- ¿Qué?!... que barbaridad!... ¿y la buena noticia?...
- Que la otra pierna está mejorando.
 
*Un hombre sobrevive milagrosamente a un accidente de tránsito. Luego es trasladado de emergencia a un hospital donde le tuvieron que hacer una operación en la garganta y por esto no podía tragar. Al despertar el doctor le pregunta:
- ¿Se siente bien?
- Si, pero tengo sed, y me gustaría un vaso con agua.
- Lamentablemente debido a su accidente, usted no puede tragar, pero hay un método similar al enema en el cual le introducen los líquidos por un embudo en el ano.
- Bueno.
- Disculpe, pero nada mas hay café.
- No hay problema.
Le introducen el café caliente por el embudo y en un momento determinado el tipo empieza a gritar inexplicablemente y el doctor se preocupa y pregunta:
- ¿Qué pasa, está caliente?
- No, le falta azúcar, bolú!!!.
 
*Un homosexual va al médico y le dice que tiene un dolor pero que es muy tímido y que le da vergüenza decir donde.
- A ver, ¿te duele la cabeza?
- No, mas abajo.
- ¿Te duele el pecho?
- No, mas abajo.
- ¿Te duele el estómago?
- No, mas abajo.
- Ejem... ¿te duele el pajarito?
- No, mas bien la jaulita.
 
*Doctor, doctor, que tengo un problema, no se si soy homosexual, y quería saber si me puede hacer usted un test.
- Bueno, vamos a ver...
El medico le agarra un testículo y le dice:
- Diga noventa y nueve.
- Noventa y nueve.
El medico le agarra el pene.
- Diga noventa y nueve.
- Noventa y nueve.
El medico le mete el dedo en el trasero.
- Diga noventa y nueve.
- Uno... dos... tres...
 
*Doctor, doctor, estoy teniendo problemas con mi transplante de pene... me rechaza la mano!
 
*Un hombre nota que esta perdiendo la memoria y su mujer le dice:
-No te preocupes, pregúntale al vecino del primero. Le ocurría lo mismo, y fue a un médico muy bueno que le resolvió el problema.
El hombre va a verlo y le pregunta; el vecino le contesta que es cierto. El desmemoriado dice:
-¿Y Como se llama ese medico?
-El médico... si... lo tengo en la punta de la lengua... el médico...
Eh...
¿Cómo se llama esa virgen que esta en Francia que hace milagros?
-¿Lourdes?
-¡Eso! -gritando:- ¡Lourdes! ¿Cariño, como se llama el médico ese de la memoria?
 
*El doctor esta examinando a un paciente y le dice:
-Usted debería haber venido a verme antes.
-Si... bueno, en realidad fui a ver a un curandero.
-Bue... ¿y que estupidez le dijo ese curandero?
-Que viniese a verlo a usted.
 
*Un señor con aspecto enfermizo va al médico y le pregunta:
- ¿Cómo esta mi corazón?
- Podría estar mejor, pero no es para desanimarse... durara tanto como usted.
 
*Doctor, últimamente he notado que estoy perdiendo la memoria.
- ¿Y eso desde cuándo?
- ¿Desde cuándo qué, Doctor?